Efemérides

6 de Junio de 2020
Tal día como hoy en 1784
Cardenal Alonso Marcos de Llanes y Argüelles

Habiendo sido nombrado arzobispo de Sevilla Don Alonso Marcos de Llanes y Argüelles, el 6 de junio de 1784, la hermandad nombró diputación "para felicitar al Exmo. Sr. Arzobispo con motivo de su exaltación a esta Dignidad y feliz arribo a esta ciudad, y para hacerle la reverente súplica de que se incorporase a esta Hermandad". Se designa "a Ignacio Rodríguez para que llevara la voz, y para acompañarle a Pablo de Rosas y Joseph de Jesús. También se dio comisión al Secretario primero para que compusiese la arenga e instruyese a dicho Rodríguez cómo lo había de decir".

El 29 del mismo mes, una lucida diputación de morenos llegó a Palacio, en coches de caballos --el agasajo a cuyos cocheros costó 36 reales-- "para cumplimentar a S. E. y presentar el Memorial de súplica a efecto de admitir el ser Hermano Mayor". Este Memorial, que refleja muy bien el prolijo formulismo y la ampulosidad del protocolo de la época, y que no fue redactado por ningún hermano negro sino por el Secretario blanco de la hermandad, decía textualmente: "Exmo. Sr.: La Hermandad de Nuestra Señora de los Angeles, vulgo los Negritos, tiene, Señor, el honor de presentarse a los pies de V. E., felicitandole con motivo de su merecida promoción a este Arzobispado, ofreciendo sus más humildes y rendidos respetos, con cordiales deseos de que V. E. logre las prosperidades más cumplidas, seguidas de mayores satisfacciones. Asimismo, Exmo. Sr., manifiesta esta su reverente Hermandad que, siendo erección del Ilmo. Sr. Mena, predecesor de V. E., y favorecida después por los siguientes Exmos. Sres. nuestros Prelados y con especialidad por los Emmos. Señores Solís y Delgado, quienes desde lo alto de su Dignidad no se desdeñaron numerarse por Hermanos Mayores de esta Confraternidad, se lisonjea seguramente mediante la innata propensión de V. E. en favorecer a los humildes, merecer su protección dignandose V. E., por un efecto de su Bondad, conferirla igual gracia por su Decreto, o como fuese del agrado de V. E. en obsequio de Dios Nuestro Señor y de su Madre Santísima, que es lo que suplica la presente Diputación a V. E. con su Bendición Pastoral".

El Decreto del Arzobispo, fechado el 7 de julio, era más breve: "En vista de lo que nos pide la Hermandad suplicante, venimos muy gustosos en que nos incorpore y asiente en los Libros de ella, poniendonos como Nos ponemos, con mucho consuelo nuestro, en virtud de este decreto que sirve de aceptación, bajo el amparo, protección y tutela de María Santísima Nuestra Señora con el título de los Angeles".

Al recibirse el Decreto, "inmediatamente se publicó en nuestra Capilla con los regocijos acostumbrados de iluminaciones y música" , acordándose que los mismos Diputados llevasen otro Memorial de agradecimiento a Su Eminencia --cuyo texto resultó aún más barroco que el del anterior--, pidiéndole también el nombramiento de "uno de sus Caballeros Capellanes para que en su nombre presida en los Cabildos, Juntas y Funciones de Iglesia, como se ha de costumbre con los demás antecedentes Señores nuestros Hermanos Mayores". El designado fue Don Tomás Baltasar de Morales, quien fue recibido en el cargo solemnemente en cabildo del 15 de Agosto.