CAPÍTULO I. Denominación, Insignias y Fines de la Hermandad

A. Del Título de la Hermandad.
B. Del Escudo de la Hermandad.
C. De las Insignias de la Hermandad
D. De su Establecimiento.
E. El fin de esta Hermandad.

A. Del Título de la Hermandad

Esta Corporación se denominará “ANTIGUA, PONTIFICIA Y FRANCISCANA HERMANDAD Y COFRADIA DE NAZARENOS DEL SANTISIMO CRISTO DE LA FUNDACION Y NUESTRA SEÑORA DE LOS ANGELES (Vulgo de Los Negritos)”

Antigua: Ya que su fundación como Hermandad data de 1393-1401.

Pontificia: Por haber sido aprobado sus Estatutos por Su Santidad el Papa Urbano VIII, el 16 de Marzo de 1.625, siendo tal vez la única Cofradía de Sevilla aprobada en aquel tiempo por el Romano Pontífice.

Franciscana: Por concesión de la Curia de los Hermanos Menores Capuchinos de Sevilla el 27 de febrero de 1993, que fue recibido e incorporado al título oficial de la hermandad en cabildo general extraordinario del 12 de octubre de 1993.

B. Del Escudo de la Hermandad

Esta Hermandad ha tenido siempre y seguirá teniendo un escudo simbólico, que podrá usar en sus documentos, hábitos y enseres, siendo la composición del mismo la siguiente:

En el centro del escudo y formando su nervio se encuentra la Santa Cruz y sobre ella se asienta el Capelo Cardenalicio y sobre éste la Corona Real, que define la realeza de Cristo. Del pié de la Cruz y formando dos semicírculos, salen dos palmas que terminan en la Corona. En los espacios que quedan libres entre la Cruz y las palmas irán dos elipses levemente inclinadas hacia fuera en sus partes superiores, enmarcando el de la derecha el escudo del Reino de Castilla y León y el de la izquierda el emblema del Dulce Nombre de María venerado por dos ángeles.

C. De las Insignias de la Hermandad

Serán insignias de la Hermandad:

a) El Estandarte, que representa a la Hermandad y que estará presente en todos los actos en que asista corporativamente. Consistirá en una bandera de color azul claro ó celeste, que junto con el blanco, sean los colores de la Hermandad, recogida alrededor de su asta, llevando en su centro el escudo de la Hermandad bordado con la composición que se indica en el Apartado B, enriquecido con oro y plata en las partes que se estimen precisas y con los adornos aconsejables, desde un punto de vista artístico.

b) El Sello, que dará fe y autenticidad a todos los documentos de la Hermandad. Será de forma circular, llevando en su centro el escudo de la Hermandad y a su alrededor el título de la misma.

c) La Medalla, que ostentarán todos los hermanos en todos los actos en que asistan corporativamente, tanto en la Capilla como en su proyección anterior.

D. De su Establecimiento

sta Hermandad desde su fundación siempre ha estado ubicada en el mismo barrio de Sevilla, llamado de San Agustín en los tiempos de su fundación, posteriormente de Nuestra Señora de los Ángeles y en la actualidad de San Roque.

Con fecha de 9 noviembre de 1550 El jurado Gómez Ximénez y Hernán Pérez dieron a tributo perpetuo tres solares a la cofradía de nuestra Señora de los Ángeles, por precio de 12 ducados y seis gallinas de renta en cada un año, por escritura ante Luis de Medina, escribano público de Sevilla. (Posteriormente con fecha 12 de Diciembre de 1604, dicho tributo anual se pagó al Sr. Vargas y Sotomayor ascendiente de los marqueses de Castellón –y a partir de él a sus sucesores, hasta 1722 que pasa al convento de San Agustín–, por escritura realizada en la misma escribanía de Luis de Medina).

Desde la fecha anteriormente indicada del año 1550, la Hermandad se encuentra establecida canónicamente en su Capilla propia, sita en la calle Recaredo actual número 19, de esta ciudad.

E. El fin de esta Hermandad

l fin principal de esta Hermandad es la Mayor Gloria de Dios y su Santísima Madre, promoviendo con el Culto público la Santificación del Pueblo de Dios.

En una labor de apostolado tratamos de que se nos unan todos aquellos católicos cuya fe se haya entibiado, procurando que con nuestro testimonio vuelvan a encontrar el camino de la Verdad y la Justicia, consiguiendo con ello la paz Espiritual para sus conciencias y el fin último de todo cristiano, su Salvación Eterna.

Estas Reglas se siguen inspirando en los Santos Evangelios, en el amor a Nuestro Señor Jesucristo y a su Santísima Madre la Virgen María y conservan su mismo espíritu, adaptándose a las necesidades de los tiempos, de conformidad con las indicaciones del Episcopado Español y del Sínodo Hispalense de 1.973, todo ello bajo la guía del Concilio Vaticano II y del Magisterio de la Iglesia. Finalmente, han sido adaptadas a las normas dictadas por el Excmo. Sr. Arzobispo de la Diócesis, Don Carlos Amigo Vallejo, con fecha 29 de Julio de 1.985.

La Hermandad colaborará en todo momento con la Autoridad Eclesiástica, cumpliendo fielmente las órdenes ó normas emanadas de la misma, llegando esta colaboración en su grado máximo con la Parroquia de San Roque, de la que la Hermandad se considera parte activa é integrante.

Como norma final y fundamental, la Hermandad guardará celosamente su estricta identidad religiosa y eclesial, observando estas Reglas é impidiendo que los grupos humanos quieran utilizarla como fuerza social al margen de sus fines.

volver